Desarrollado por SELWebmaster

luisarraez

El consejero de Coalición Canaria Luis Celestino Arráez fue sorprendido en la mañana de ayer lamiendo con lascivia el sillón de su despacho en el Cabildo. Su secretaria, que fue quien lo descubrió, tuvo que ser ingresada en el hospital José Molina Orosa tras permanecer más de una hora en estado de shock.


El propio consejero, ya vestido de manera habitual, ofreció a última hora de la mañana una rueda de prensa para explicar lo sucedido. Arráez comenzó informando del estado de salud de su secretaria: “Está estable y fuera de peligro. Ha sido atendida por los mejores médicos y rezaré para que pueda estar de nuevo con nosotros lo antes posible, pero ahora lo más importante es que esté tranquila en casa una temporada y se recupere emocionalmente del impacto sufrido”.


La expectación entre los periodistas congregados en la sala de prensa era máxima por conocer las explicaciones del consejero sobre lo ocurrido. Esto fue lo que dijo Arráez: “Me siento en ese sillón desde 1995, cuando fui por primera vez concejal del PIL en Haría. Me lo traje al Cabildo en 1999 y desde entonces no me he separado ni un solo día de él. Todo lo que aprendí con Dimas Martín de este negocio de la política fue en ese sillón. Quizá para ustedes sea solo un mueble, un sillón viejo y estropeado, pero para mí, después de veinte años poniendo mis posaderas encima de él, se ha convertido en una parte importantísima, fundamental diría yo, de mi vida. Como dice la canción de Víctor Manuel, mi sillón es mi patria, mi bandera, mi segunda piel, el lugar donde quiero volver. Esto no me resulta fácil de explicar, pero desde hace unos años los sentimientos que tengo hacia ese objeto se han ido transformando en algo más íntimo y personal, en algo más profundo e incluso sensual. Sé que ustedes quizá no lo entiendan, pero el tacto de su cuero sobre mi lengua me produce más placer que el mejor de los vinos Stratvs”.


Visiblemente emocionado, Arráez concluyó su comparecencia abrazando con fuerza el sillón y asegurando que “me acompañará siempre y quiero que me entierren con él para seguir juntos hasta el final de los tiempos y quiero que en la lápida pongan, bien grande para que lo sepa todo el mundo, este epitafio: AMÓ SU SILLÓN POR ENCIMA DE TODO”.

 

 

 

Compartir

Comentarios  

 
#1 Barranco del Obispo 09-07-2015 06:49
Un sillón y 5 partidos politicos al consejero mas caro-"cara" del Cabildo.


Que diga cuanto ha facturado este mes de junio, por ejemplo.
Citar
 

Escribir un comentario