Desarrollado por SELWebmaster

polodiaz

El presidente del Cabildo, Pedro San Ginés, ha comparecido esta mañana ante los medios de comunicación para protagonizar una monumental rabieta que se ha prolongado por espacio de quince minutos. Durante ese tiempo, San Ginés rompió los micrófonos, mordió a un ordenanza, lanzó una silla contra los periodistas y se golpeó la cabeza contra la pared repetidamente.


Una vez tranquilizado por su compañero Echedey, que le susurraba “ya pasó, ya pasó...”, comenzó la rueda de prensa pidiendo disculpas por su comportamiento, y reconociendo que “quizá resulta poco adecuado para tratarse de un presidente, pero yo también soy humano y grito y pataleo cuando las cosas no salen como yo quiero. No piensen que es infantilismo, lo que pasa es que soy un outsider”.

A continuación, trató de justificar la decisión de destituir al jefe de la oficina del PIOT, Polo Díaz, aduciendo que “es muy malo y nunca me hace caso. Yo le digo de jugar a un juego superdivertido, que consiste en hacer siempre lo que un hombre muy importante nos dice, pero él nunca quiere y me suelta palabrejas que yo no entiendo como dignidad, rectitud y tonterías así. Le odio, le odio y le odio, y ya no quiero ser su amigo ni que vuelva a mi casa amarilla nunca más”.

Después de un nuevo parón en la comparecencia, esta vez porque le tocaba el biberón de las 12, el presidente tuvo unas palabras para el partido socialista: “Tendrán que decidir entre sus supuestos ideales y trincar los sillones que les ofrezco. El banquillo del PP está esperando, y si no le pediré a mi jefe, ese hombre tan importante, que me compre consejeros nuevos”.


 

Compartir

Comentarios  

 
#1 Barranco del Obispo 29-06-2015 19:11
Genial!!!!!! No hay que dejar dormir al tirano.

¿Queda algún decente en CC que llame al orden al soberbio??
Miedo y caguelo es lo que hay.
Citar
 

Escribir un comentario

Articulos relacionados

No hay artículos relacionados