Desarrollado por SELWebmaster
Creado en 14 Febrero 2011 0 Comentarios

Astrid lo tiene claro

astridperez

Ástrid Pérez lo tiene claro: la actual es pequeña y el que se oponga a su alargamiento es “un vago o un irresponsable”. A pesar de que la pista de aterrizaje del aeropuerto mide 2.400 metros, la insaciable presidenta popular quiere tener una de 3 kilómetros “para sentirme llena”, ha declarado en una insólita rueda de prensa ofrecida el pasado viernes en la sección de dormitorios de Ikea.

“La idea era organizar un show al estilo Perico para dar a conocer la problemática que tenemos con el tamaño, y esto de la cama se me ocurrió la semana pasada tras hablar con Loly Luzardo, que sabe mucho de sex shops. A Cándido no le hizo mucha gracia porque es un poco mojigato, pero me pareció un modo efectivo para dejar claro que quien se oponga a la ampliación de la pista es un traidor que quiere limitar el crecimiento turístico”, declaró la vicepresidenta del Cabildo.

La propuesta que defiende Pérez ha sorprendido a muchos. Se pretende alargar 600 metros la pista de aterrizaje hacia el mar, con unos costes ambientales y económicos desorbitados, para que un día al año (cuando el viento lo impide) los aviones no tengan que irse a Fuerteventura “por el daño terrible que hace eso a la economía insular”.

El disparatado proyecto podría provocar, según los expertos, la creación de una plataforma ciudadana para impedir su ejecución. El activista social José María Valiente ha declarado a este medio que “hay que evitar a toda costa esta barbaridad. Y lo haremos con un carácter propositivo, no solo oponiéndonos a la ampliación sino también solicitando a la Consejería de Sanidad que Ástrid y todos los que defienden el proyecto obtengan asistencia psiquiátrica inmediata y gratuita”.

Compartir

Escribir un comentario