Desarrollado por SELWebmaster
Creado en 03 Octubre 2008 0 Comentarios

Dimitas el insularista

dimitasculo

“No nos quedamos con las vergüenzas, sino con el culo al aire luchando, con una tristeza enorme”. Estas fueron las palabras del alcalde de Teguise, Dimitas junior, al saber que el consejero regional de Ordenación Territorial, Domingo Berreaél, puso el freno de mano en la intención del Gobierno de legalizar la ristra de hoteles ilegales de Costa Teguise y Yaiza por la vía rápida de la Ley de medidas urgentes.

Y la verdad es que tanta decepción no se entiende demasiado, a no ser que pensemos en cosas raras como acuerdos bajo la mesa con los dueños de los hoteles, o cosas de ese estilo que todo el mundo sabe que a Dimas ni se le ocurriría hacer.

Lo mejor de todo fue la salida final de Dimitas, demostrando que, a su lado, Pedro Picapiedra es un intelectual. Como Berreaél dijo que el coitus interruptus de la legalización se ha debido a la falta de consenso en las instituciones de Lanzarote, no se le ocurrió otra cosa que decir sino que “tampoco hace falta consenso para tomar una decisión por el bien general de Lanzarote”. “Otras veces el Gobierno de Canarias no ha pedido consenso y ha actuado en la Isla ”. Vamos, que Paulino debería pasarse la voluntad de los lanzaroteños por la entrepierna por “el bien” de no se sabe quién.

Que esto lo diga un alcalde de un partido “insularista” que lleva 25 años lloriqueando por el maltrato a Lanzarote del Gobierno de Canarias y culpando a los “godos” de todos los males habidos y por haber es para mear y no echar gota.

Compartir

Escribir un comentario