Desarrollado por SELWebmaster
Creado en 12 Marzo 2008 0 Comentarios

Lolilú recibe su sardina

LOLILU

Si hay algo que recompensen los peces gordos de la política es la lealtad. Y si hay una persona que a lo largo de los últimos años haya lamido el trasero a su amado líder José Manuel Scoria, esa ha sido nuestra encantadora Lolilú, a quien muchos ven ya como la encarnación conejera de la niña de Rajoy.

Lleva años dirigiendo el Partido Popular de Lanzarote a través de una gestora, como único modo, según parece, de tener la sartén por el mango. Pero a cambio, claro está, la imagen que están dando es la de un partido arrodillado ante las directrices del clon canarión de Aznar, máxime tras la generalizada fuga de cargos y dirigentes de la pasada legislatura, que acusaron a su líder de funcionar a golpe de dedo.

Así que de alguna manera había que agradecer a Lolilú los servicios prestados, y qué mejor que sacarla del parlamento regional y mandarla a Madrid a pegarse la buena vida en el Senado. Así funcionan las cosas: la sumisión tiene sus contrapartidas.

Compartir

Escribir un comentario