Desarrollado por SELWebmaster

manifestacionhospital

Más bajo ya no se puede caer. La semana pasada se llevó a votación en el Pleno del Cabildo la construcción de un nuevo Hospital Insular.

Nadie con dos dedos de frente duda de la necesidad de contar con nuevas instalaciones sanitarias en la isla. Nadie, salvo los señores de Coalición Canalla y Partido Impopular, en la oposición del Cabildo, que tuvieron los santos cojones de abstenerse alegando que el proyecto no estaba claro.

Seguro que si se hubiese tratado de una nueva carretera o de ampliar el aeropuerto (esos proyectos ricos en comisiones), estos profesionales de la política-basura hubiesen apoyado a muerte la iniciativa, poniendo, como mucho, la famosa excusa de los megaproyectos: “de momento lo aprobamos, que más adelante se puede cambiar lo que no nos guste”.

Hasta ahora, los únicos que han puesto el grito en el cielo han sido los trabajadores del Hospital. Ojalá no tarde en llegar el día (esta asquerosa política partidista que sufrimos lo está poniendo a huevo) en que veamos una manifestación como la de la imagen. No quedará otra si los cafres de nuestros representantes no son capaces de ponerse de acuerdo ni para lo más sagrado, la salud.

Compartir

Escribir un comentario