Desarrollado por SELWebmaster

“NOS DIERON LAS TRES Y NO PARABA DE CRITICAR LA SOCIALDEMOCRACIA”

regoysabina

 Ni era Gijón ni era una chica. El cantante Joaquín Sabina ha puesto fin a décadas de hipótesis sobre la identidad del protagonista de su célebre canción “Ojos de gata”. La misteriosa persona ha resultado ser Luis Rego, conocido opinador insular y habitual de las tertulias radiofónicas, que disfrazado de mujer se encontró con Sabina en el mogollón de un carnaval en Arrecife.


“Quizá no fue después de un concierto sino de una asamblea. Puede que no me pidiera que le cantara una canción al oído a cambio de un cubata, sino que yo le ofreciera tres cubatas a cambio de que me dejara en paz. Quizá yo no respondí: Con una condición, que me dejes abierto el balcón de tus ojos de gata, sino que le dije que si no dejaba de darme el coñazo me tiraría por un balcón. Pero de lo que estoy seguro es de que era Luis Rego, porque una comida de oreja de ese calibre no he vuelto a sufrirla en mi vida”, confesó el artista.

“Cuando me desperté al día siguiente tuve la sensación de haber vivido una pesadilla. Luis no paró de sacarme fotos y de hablarme de sus vivencias en el ejército, de los chemtrails y de lo apetecibles que le resultaban todas las mujeres, y yo no sabía dónde meterme. Por suerte me dijo que tenía que llamar por teléfono a un programa de radio nocturno y pude escapar. La verdad es que me inventé casi toda la canción en un intento vano de olvidar aquella noche maldita”, dijo Sabina.


Aunque finalmente cambió la letra de la canción, Sabina recordó que la primera versión terminaba así: “y nos dieron las diez y las once, las doce y la una y las dos y las tres y con Rego al amanecer cerramos el bar luna”.

 

Compartir

Escribir un comentario

Articulos relacionados

No hay artículos relacionados