Desarrollado por SELWebmaster

LLÉVALE ANTES AL CABILDO Y COMPRA CON ÉL LA ROPA PARA SU NUEVA ETAPA

rafaeljuanprimerdia


Empezar a ir al Cabildo como consejero no electo es uno de los acontecimientos más relevantes en la vida. El secreto para que su debut sea un éxito es prepararlo con ilusión: comprar con él la mochila o el maletín, visitar antes el Cabildo, hablar sobre el tema...


Ten en cuenta que este enorme avance implica unos cambios radicales en sus rutinas habituales que, con un poco de suerte y arrimándose a los líderes oportunos, a partir de ahora serán permanentes: respetar las normas de la institución, obedecer a otros adultos como el presidente y verse obligado a sentarse en reuniones con políticos y funcionarios que no conoce de nada.

En general, los consejeros no electos hipersensibles, los inseguros, los que acaban de tener un hermano, los sobreprotegidos, los rebeldes o a veces incluso los que acaban de salir del grupo de gobierno de Arrecife, tardan más en adaptarse a la vida en el Cabildo. Para ellos puede venir bien comprar, además de los materiales para ir la trabajo, algunos cuentos escritos específicamente para ir contentos a la primera institución insular.

Pero sin duda, el factor más influyente es la actitud que adopten sus compañeros de partido ante esta novedad. Recuerda: sea cual sea el carácter de tu consejero no electo, si sus compañeros se muestran confiados y serenos, él también se sentirá así.

PREPÁRALE CON ANTELACIÓN

Es conveniente que una semana antes de comenzar a ir al Cabildo le vayas preparando para el gran día:

- Insiste en que empieza a ir al Cabildo porque ya es un político “mayor”.

- Déjale claro que aunque sea el único consejero no electo de toda Canarias, eso no le convierte en un bicho raro, sino que habla del cariño y respeto que se ha ganado entre sus compañeros, que han decidido premiarle con una modalidad de enchufe muy rara y exclusiva.

- Háblale de cómo será su despacho, de las salas de reuniones, del secretario, de la interventora, del resto de funcionarios... y asocia la casa Cabildo con la práctica de esas actividades que tanto le gustan como pintar, contar historias u organizar ferias de la tapa.

- Llévale un día a visitar el Cabildo y, si es posible, preséntale a los miembros del Consejo de Gobierno. De este modo, el edificio dejará de ser un lugar desconocido y le dará menos reparo asistir a él.


- También le hará mucha ilusión que vayan juntos a comprar la ropa y los materiales que va a necesitar para su nuevo puesto de consejero no electo. No olvides adquirir chaquetas con coderas por si el nivel de actividad de su nuevo cargo le deja mucho tiempo libre.


- Otro aspecto básico para que empiece con ganas es que vayas modificando su horario vacacional. Piensa que hace ya más de un mes que salió del grupo de gobierno de Arrecife y es posible que se haya relajado en las horas de acostarse y levantarse. Acuéstale antes por la noche y no dejes que se levante tarde por las mañanas. Y si aún duerme siesta, pregunta en el Cabildo si tendrá que prescindir de ella.

 

 

LO QUE APRENDERÁ EN UN AÑO Y MEDIO COMO CONSEJERO NO ELECTO

A través del juego y del contacto con el resto de consejeros del grupo de gobierno, tu pequeño, en su primer año de consejero no electo, aprenderá las nociones básicas para poder vivir en sociedad sin que se note que no hace nada y, sobre todo, le servirá para hacerse mucho más independiente:


- Descubrirá que los demás también tienen derecho a ser enchufados y que no pasa nada si todos quieren entrar en el Cabildo porque su partido siempre encuentra un hueco para los compañeros.


- Comenzará a jugar y a compartir información con los demás consejeros, respetando los turnos de palabra.


- Adquirirá más control sobre su cuerpo y además perfeccionará tanto la motricidad gruesa (saltar sobre otros compañeros de partido, agacharse cuando reciba críticas de la oposición, correr cuando le pregunten por los cometidos que realiza exactamente...) como la motricidad fina (sujetar bien el bolígrafo para firmar contratos de menos de 18.000 euros, desabrocharse la corbata cuando piense en los años que le podrían caer...).


- Le enseñarán a distinguir y a reconocer sus emociones (alegría, tristeza...) y a expresarlas hablando, no pegando ni mandando notas de prensa.


- Mejorará mucho su lenguaje y su capacidad de expresión, mediante la lectura de cuentos acerca de por qué el Cabildo aún no tiene aprobada una RPT o sobre los motivos de los bajísimos porcentajes de ejecución de las inversiones.


- Desarrollará el sentido del humor, la creatividad y la curiosidad, sobre todo si ha accedido al cargo tras verse obligado a renunciar sin su consentimiento a su puesto de teniente de alcalde de Arrecife.

 

 

Siguiendo estos sencillos consejos, conseguirás que tu consejero no electo comience sin traumas su nueva etapa en el Cabildo y sea respetado y querido por sus compañeros. ¡Buena suerte!

 

 

 

 

Compartir

Comentarios  

 
#1 Villero 10-01-2018 11:59
¡ Pero que cambiado, el " Niño de la Cal " ¡
Citar
 
 
#2 Ramon 10-01-2018 23:18
Demasiado bajo ha caido el chico de las tapas...
Y las competencias que le dieron, la Radio Insular sera para no dormir.

CC peor no lo puee hacer. pierden votos por minutos
Citar
 
 
#3 Meluco 12-01-2018 08:18
Si Rafa tuviera un mínimo de vergüenza, se pondría a trabajar
Citar
 

Escribir un comentario

Articulos relacionados